Todo lo que necesitas saber sobre los niños y el uso de la máscara

Las últimas pruebas muestran que los niños pueden estar infectados con COVID-19 y pueden infectarse entre ellos y con los adultos. Sin embargo, tienen un riesgo extremadamente bajo de enfermarse gravemente por la infección y los niños más pequeños son mucho menos propensos a transmitir el virus que los mayores.

Usando mascarilla higiénica infantil en público, incluso cuando los niños se sienten bien, pueden ayudar a detener la propagación de COVID-19 – y proteger a sus familias, sus comunidades y a sí mismos.

Cómo funcionan las máscaras

COVID-19 se propaga a través de las gotas respiratorias que la gente produce cuando habla, canta, tose o estornuda. La gente puede tener el virus sin mostrar nunca síntomas, lo que significa que usted y sus hijos pueden ser contagiosos y no darse cuenta.

Las máscaras funcionan atrapando las gotas de COVID-19 e impidiendo que se transmitan a otras personas. También pueden proteger al portador para que no inhale las gotas y se infecte.

¿Cuándo deben usar máscaras los niños?

El hecho de que su hijo deba usar una mascarilla depende de varios factores. Incluyendo su edad, la capacidad de usar una de forma segura y si están en contacto físico con alguien que esté enfermo. Algunos gobiernos tienen requisitos adicionales sobre el uso de mascarillas en público y por edad. Consulte las directrices de su autoridad local.

Niños de 5 años o menos

En general, los niños de 5 años o menos no deben usar máscaras. Este consejo se basa en la seguridad y el interés general de los niños pequeños.

Algunos países han publicado orientaciones locales adicionales sobre el uso de máscaras para niños muy pequeños. Por ejemplo, si los niños están físicamente cerca de alguien que está enfermo. Si su hijo menor de 5 años debe usar una máscara, asegúrese de que siempre esté en una línea de visión directa con usted, para que pueda supervisarlo.

Niños de 6 a 11 años

Usted debe decidir si su hijo, de 6 a 11 años, necesita usar una máscara en base a:

  • Si la transmisión de COVID-19 está extendida en su área.
  • Si su hijo puede usar una mascarilla de forma segura y apropiada.
  • Si tiene acceso a las mascarillas y puede lavarlas y reemplazarlas.
  • Si un adulto puede supervisar al niño mientras usa la máscara.
  • Si su hijo puede entender cómo ponerse, quitarse y usar una máscara de manera segura.
  • Si su hijo tiene interacciones con otras personas que tienen un alto riesgo de desarrollar una enfermedad grave. Por ejemplo, los ancianos y las personas con problemas de salud.

También debe considerar el impacto potencial que el uso de una máscara podría tener en el aprendizaje y el desarrollo psicosocial de su hijo. Decida esto en consulta con los maestros y/o proveedores médicos de su hijo.

Leave a Comment