Consejos para su negocio de taller de coches

Iniciar un nuevo negocio puede ser un esfuerzo difícil, sobre todo si el empresario está entrando en un mercado muy concurrido con grandes competidores ya establecidos. Los pequeños talleres de coches se enfrentan a obstáculos similares a los de otras pequeñas empresas y, al igual que sus homólogos no industriales, tienen el mismo potencial para conseguir contratos y crecer dentro de la industria a pesar de estos obstáculos.

A continuación se ofrecen algunos consejos y sugerencias que pueden ayudar a establecer o ampliar su negocio:

Activa algunas sociedades

Para muchos propietarios de taller vehiculos de nueva creación, los primeros días pueden ser una época incierta en la que aún no se han resuelto numerosas preocupaciones, como las expectativas de volumen, las listas de clientes o incluso los planos de planta. En estas circunstancias, las amistades y conexiones de negocios existentes pueden ser activos valiosos.

Ya sea que sus amigos dirijan a los clientes en su dirección, se asocien o simplemente le asesoren sobre las prácticas comerciales, confiar en sus conexiones actuales puede ser una ayuda útil.

Apunte a su segmento o nicho del mercado

Por lo general, es una buena práctica centrarse en los tipos específicos de clientes que se atienden cotidianamente. Por ejemplo, si su tienda se especializa en la producción de ejes de engranajes con un diámetro inferior a cinco pulgadas, trate de establecer relaciones con empresas que compren este producto a un ritmo favorable a su ciclo de producción y volumen de negocios.

Otro método de comercialización es el apalancamiento, las tecnologías emergentes como Internet y las redes sociales pueden ayudar a aprovechar la visibilidad de su tienda tanto en los motores de búsqueda como en línea ayudando a llegar a personas cercanas y lejanas.

No se apresure a expandirse

La compra de máquinas que aún no son rentables o la ampliación de las instalaciones sin el personal necesario para mantenerlas puede ralentizar el crecimiento del negocio y, de hecho, obstaculizar la expansión a largo plazo. En muchos casos, puede ser mejor concentrarse en obtener beneficios constantes en lugar de dar pasos agigantados, ya que incluso un pequeño taller con menos de una docena de máquinas o empleados puede alcanzar o superar la media nacional de productividad.

Diversificar según la demanda

Si bien suele ser una mala idea aceptar un trabajo fuera de las capacidades de su taller, los nuevos proyectos que parecen estar al alcance de la mano y que proporcionarán un resultado rentable pueden ser una forma útil de diversificar sus operaciones.

Si, por ejemplo, un taller de tornería tiene la capacitación y los fondos necesarios para llevar a cabo un contrato rentable de fresado o fabricación de plástico, la diversidad resultante puede ayudar a proporcionar un crecimiento sostenible incluso durante los períodos en que un sector del mercado se encuentra en una fase descendente.

Mantenerse abierto a las nuevas tecnologías

Aunque una nueva innovación técnica puede ser costosa en términos de capacitación adicional y puesta en marcha inicial, el equipo recientemente desarrollado puede tener un efecto positivo a largo plazo al simplificar los métodos de producción o proporcionar los medios para realizar tareas que antes se consideraban poco prácticas. La nueva tecnología puede ayudar a veces a una empresa a seguir siendo competitiva, especialmente si la innovación obtiene una amplia difusión.

Leave a Comment